El enojo no tiene raíz… _ Emilio F. Cicco

Observa la Ira
La ira es desequilibrio interior…
Pero… ¿qué nos desequilibra?… El Ego es una esponja que todo lo absorbe…
Cuanto menos practiques, más inflado, más ruidoso, más fuerte será tu Ego…
Serás tan susceptible que podrás sentirte atacado incluso por algo que no está dirigido a vos…

Ira y Ego no pueden funcionar por separado…
Luchar solo contra tu enojo, es perder la batalla…
A la ira no hay que reprimirla, hay que observarla…


El Zen trabaja para convertirte en testigo de tus emociones…
No se trata de no permitir una emoción, se trata de que ésta no se te pegue… no te obstruya… no dificulte tu fluir…
Cuando veas cómo se dispara, florece y se libera el enojo… desmantelarás su poder…
El enojo es como una fiebre: llega tan pronto como se va… La ira no tiene raíz… Es nuestra identificación con ella la que le otorga poder…

Una vez alguien se acercó a insultar a Buda… quien lo escuchó hasta el final…

-¿Ya has terminado?… le dijo Buda…

-Bueno… ahora puedes quedarte con tus insultos… yo no los necesito-….

Y siguió su camino… sin enojo… ni sobresaltos…

Extracto del libro “Zen para principiantes” por Emilio Fernández Cicco. Ed. Era Naciente SRL.
Imagen Karina Portela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s