El silencio es fundamental para nuestro equilibrio

El silencio es fundamental para nuestro equilibrio.Vivimos en un mundo demasiado agitado. Cuando salimos a la calle nos encontramos con personas que hablan constantemente por sus teléfonos móviles, conductores que tocan el claxon de sus coches y los ruidos más diversos que provienen de donde menos esperamos. Estos sonidos forman nuestra banda sonora cotidiana y nos hemos acostumbrado tanto a ellos que ya no nos acordamos de cómo es el silencio, de esa maravillosa sensación que nos embarga cuando no se escucha nada. Sin embargo, el silencio es fundamental para nuestro equilibrio psicológico.

El miedo al silencio

Nuestra generación, y la de nuestros padres, ha crecido en un mundo tan ruidoso que prácticamente nos hemos convertidos en adictos al sonido, es como si no pudiésemos vivir sin él. De hecho, muchas personas siempre tienen encendido el televisor solo para escuchar el sonido, es como si le tuviesen miedo al silencio.

Y no es para menos porque el silencio nos permite conectar rápidamente con nuestro mundo interior, con esa parte que normalmente permanece oculta y a la cual tememos porque nos plantea preguntas que quizás no estamos preparados para responder. Estar en silencio prácticamente equivale a mirar dentro de nosotros y a veces lo que vemos no nos gusta (o nos asusta). Por eso a menudo preferimos buscar refugio en el ruido, vivir de manera excesiva para no dejarle un minuto a la introspección.

El poder del silencio

La ausencia de ruidos externos nos permite centrarnos en nuestro interior por lo que el silencio se convierte en una herramienta ideal para reencontrar nuestro verdadero “yo”, para ser plenamente conscientes de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos.

El silencio es fundamental para nuestro equilibrio_00Hay un ejercicio fantástico que te permitirá volver a conectar con el universo:

simplemente busca un lugar tranquilo y silencioso, mejor aún si estás rodeado de la naturaleza, y cierra los ojos. Concéntrate en las diferentes partes de tu cuerpo y en las sensaciones que percibes. Intenta no pensar en nada, simplemente focalízate en el momento presente y disfruta del silencio. Siente cómo el sol acaricia tu piel, percibe el viento en el rostro, la arena en los pies… Lo importante es que te focalices en las sensaciones que estás experimentando en ese momento, que disfrutes del silencio y que limpies tu mente de cualquier preocupación.

Este ejercicio es tan poderoso para reencontrar el equilibrio y la paz interior que bastan tan solo cinco minutos y luego regresarás a la vida cotidiana como nuevo, más relajado y lleno de energía. De hecho, es una excelente técnica para comenzar la jornada con buen pie.

Además de la tranquilidad que nos transmite, el silencio también es un arma excelente para potenciar la creatividad. Recuerda que a menudo nuestra mente inconsciente está trabajando en los problemas pero a veces no escuchamos sus soluciones porque le prestamos más atención al ruido que proviene del medio que a esa pequeña voz interior. Sin embargo, si de vez en cuando te quedases solo contigo mismo, es probable que esa creatividad encuentre los cauces adecuados para fluir con más facilidad.

Como punto final, os recuerdo una frase de Thomas Carlyle:

“el silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes”.

Por Jennifer Delgado
Fuente: rinconpsicologia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s