Cómo ser tú misma/o

Como ser tu misma o mismo_77“Sé tú misma/o” es probablemente la frase más utilizada en la historia de los consejos. ¿Pero qué es lo que significa? ¿Qué es lo que realmente quieren decir cuando te dicen que seas tú mismo? ¿Es tan fácil como parece?

Hace unos días iba caminando por una céntrica calle de Gerona, y pude observar una pareja que discutía efusivamente. La chica parecía muy enfadada, estaba nerviosa y aparentemente dolida. Después él dijo algo así como “es lo que hay”, y se fue. A los pocos segundos, ella corrió detrás suyo como si con él se estuviera llevando su propio aliento y no pudiera respirar.

¿Cuántas veces dejamos de ser nosotros mismos?
¿Cuántas veces somos capaces de hacer lo que sea para evitar el rechazo?
¿Cuán a menudo buscamos el reconocimiento o la aprobación de los demás, a cualquier precio?
¿Cuántas veces aceptamos cosas inaceptables por no enfrentarnos a la soledad?

Hacer esto, en cualquiera de sus formas, en mi opinión es un error muy grave. Fatal.

Y esto nos puede pasar en todo tipo de relaciones, de pareja, de amigos, de familiares, de trabajo, etc.

Como siempre, para repararlo es necesario un trabajo personal. Así podremos darnos cuenta y tomar conciencia de qué es lo que está pasando.

¿Qué hacer?

Deberíamos empezar por atendernos a nosotros mismos. ¿Te estás ocupando de ti misma? ¿Estas siendo auténticamente tú, en tu vida? ¿Sientes que estás viviendo tu propia vida?

Como ser tu misma o mismo_0PDemasiadas veces me encuentro con personas que ya no saben ni como son. Se han desconectado de su versión más auténtica. Y esto hay que remediarlo cuanto antes.

Son personas que para agradar a los demás, centran toda su atención en lo que creen que el otro espera de ellos, y así es como se comportan, sin importar si esa forma está en sintonía con su manera de ser o no.

Si al hacerlo reciben reconocimiento, halagos y ven que le gusta al otro, eso va a fortalecer esa conducta. Y van a seguir así, aunque en el fondo nunca se van a sentir felices.

Y con esto estamos hablando, de hablar de una manera determinada, comportarnos de una manera determinada, hacer ciertas cosas para el otro, tener una actitud concreta, aceptar ciertas cosas que uno no aceptaría jamás, etc.

He visto muchos casos de “sumisión al otro” en todos los ámbitos. Cuando se da en una relación de pareja es porque hay dependencia emocional. Si ocurre en el trabajo es por una falta de seguridad desmesurada producida por la desaprobación recurrente. A veces también se da en relaciones de amistad producto de diferencias de personalidad.

En cualquiera de los casos, siempre se debe a una baja autoestima y a un bajo auto-concepto de uno mismo. Cuando consciente o inconscientemente nos sometemos al otro y dejamos de ser nosotros mismos, es porque no nos valoramos ni vemos lo importantes que somos o las abundantes cualidades que tenemos.

¿Qué pasaría si el otro nos dice que no quiere continuar con la relación? ¿Si el jefe nos despide? ¿Si perdemos ese amigo que tanta ansiedad nos genera? Pasaría que tendríamos que hacer un proceso para aprender a estar con nosotros mismos, para hacer las paces con la soledad.

Aprenderíamos a disfrutar de pequeños instantes únicos como escuchar una canción, sentir la propia respiración o ver la lluvia caer. Los disfrutaríamos en paz porque en nuestro interior habría serenidad, calma, quietud. Todo esto es lo que encuentra la persona que es auténtica, que se muestra tal como es. Con o sin miedo, pero teniendo claro que esto es lo que siente. Si somos personas íntegras, personas que tenemos una coherencia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos, seremos felices.

No somos conscientes de nuestro potencial y tenemos miedo de que el otro nos rechace, nos abandone o decida prescindir de nosotros. Esto nos produce pánico, nos paraliza, y hace que lleguemos a hacer un pacto con el diablo si hace falta.

Y todo por unos instantes de “placer”, ya que a la larga, hacer esto nos va a destruir.

Te invito a que reflexiones sobre cómo ser Tu misma/o

1 – Encuéntrate y defínete a ti misma en tus términos.

Oscar Wilde una vez dijo: “Sé tú misma/o, ya que todos los demás están cogidos”.

Aunque parezca humorístico, es una verdad bastante básica. Aun y todo, no puedes ser tú mismo si no te conoces, aceptas y comprendes antes. Éste debería ser tu objetivo primario. Encuentra el tiempo para pensar en lo que valoras y considerar cuál es la Como ser tu misma o mismo_04esencia de lo que eres. Como parte de esto, contempla las elecciones de tu vida. Trata de pensar en qué tipo de cosas harías o no te gustaría hacer y actúa de acuerdo con eso. Descubrir a base de prueba y error te ayudará más de lo que crees. También puedes hacer test de personalidad, pero ten cuidado de coger sólo lo que te interesa de ellos y no dejar que esos test te definan. En lugar de eso, asegúrate de que la definición que hagas esté basada en tus propios términos y sea algo con lo que te sientas cómodo. Puede que te sientas cohibido, pero con el tiempo y la gente adecuada, aceptarás a tu yo real.

• Al buscar tus valores, no te sorprendas si algunos entran en conflicto. Es un resultado natural de tomar valores de una variedad de recursos incluyendo la cultura, religión, mentores, personas que te inspiran, fuentes educacionales, etc. Lo que importa es que continúes trabajando en estos conflictos para resolverlos y descubrir los valores que más te representan.

2 – Evita anclarte en el pasado y crece. Uno de los acercamientos menos sanos es tomar la decisión de definir quién eres a raíz de un suceso o periodo de tiempo, tras el cual pasarás el resto de tu vida intentando permanecer igual que esa persona del pasado a pesar de seguir creciendo. Permítete un espacio para crecer, mejorar y ser más sabio. Olvida errores del pasado y comportamientos de los que no estés orgulloso. Trabaja en aceptar los fallos que has hecho por tus decisiones. Las tomaste en el pasado. Tenías tus motivos para tomar estas decisiones y tenían sentido en aquel entonces, así que en lugar de atarte a los fallos del pasado, aprende la lección y sigue creciendo.

• Mira a la gente de tu alrededor que proclame con orgullo no haber cambiado desde los 16, 26, 36 o los que sean. ¿Parecen personas flexibles, fáciles de tratar y felices? A veces no lo son porque están tan ocupados insistiendo en que nada ha cambiado para ellos que son incapaces de aceptar nuevas ideas, aprender de los demás o crecer. Puede que crean que están siendo ellos mismos, pero en realidad están esclavizados por el pasado y una imagen particular de ellos mismos que deberían haber dejado escapar hace mucho. Crecer en cada etapa es esencial para mantenerte fiel a ti mismo y permanecer sano emocionalmente.

3 – Deja de preocuparte por cómo la gente te percibe. A algunos les gustarás y a otros no. Cualquiera de las actitudes está bien o mal. Es imposible ser tú mismo Como ser tu misma o mismo-03cuando estás preocupado por si ellos piensan que eres gracioso, etc. Para ser tú mismo debes dejar de lado estas preocupaciones y dejar que tu comportamiento fluya con sólo tu consideración como filtro, y no lo que ellos consideren de ti. Además, si cambias para una persona o grupo de ellas, puede que dejes de gustar a otra persona o grupo, y puedes entrar en un bucle eterno para gustar a la gente en lugar de mejorar tu talento y atributos. Desear el amor de todas las personas es un ejercicio que no tiene sentido y al final sólo daña tu desarrollo personal y confianza. ¿A quién le importa lo que los demás digan?.

Como una vez dijo Eleanor Roosevelt, nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. Si te falta confianza interior, comienza a desarrollarla.

• ¿Significa esto que no importa la opinión de nadie? No. Ser socialmente rechazado duele. Si estás en una situación forzado a pasar la mayoría de tu tiempo con un grupo de gente que no te soporta por sus motivos, es peligroso internar sus ideas negativas de quién eres. Lo que puedes hacer es ejercitar la elección de la gente que más valores. Es más sano prestar atención a personas que valoras genuinamente y con las que estás de acuerdo.

• Ten cuidado. Un individuo puede hacerte bien, pero sólo por su beneficio. Esto puede llevarte por el mal camino.

• No lo trivialices si te enfrentas a presión social negativa o bullying. Es más sano pensar en ello como presión y desarrollar una defensa sana. Construir un círculo de personas en quienes confíes o buenos amigos es una buena manera de reducir el impacto de la gente hostil. Puedes repetirte que sus opiniones no importan, y no deberían, pero es más fácil aceptarlo cuando tienes gente que te apoya y está de acuerdo contigo. Si estás solo, está bien. Piensa en cómo las personas cercanas de tu vida se preocupan por ti. Después compáralos con quienes se meten contigo. Todos debemos preocuparnos por la opinión de la gente a quien admiramos y respetamos. Si alguien no te respeta, sus palabras están vacías.

• Aprende la diferencia entre los comentarios intimidantes, sarcásticos, conspiratorios o desconsiderados de otros de lo que son críticas constructivas con buenas intenciones. Se concentran en fallos reales que no conoces y puedes remediar. En el segundo caso, la gente como tus padres, profesores, etc. Pueden tratar de decirte cosas que debes corregir para hacer mejoras a tu propio ritmo. La diferencia es que sus críticas van con intenciones de ayudarte. Se preocupan por ti y están interesados en que crezcas como persona, además de ser respetuosos. Aprende a ver la diferencia y vivirás bien, ignorando críticas sin fundamento y aprendiendo de las críticas constructivas.

4 – NO te desvivas por agradar a otros

En ocasiones, es tanta nuestra desesperación por gustar tanto a los que nos rodean, que comenzamos a hacer justo lo que ellos hacen y quieren, lo cual de una forma inconsciente nos priva de nuestra propia voluntad. Ser lo que ellos desean y no lo que tú buscas realmente, es el primer paso para alejarnos de la felicidad y abrirle la puerta a una pobre autoestima. Para agradarles a los demás, es vital que te aceptes a ti mismo tal cual eres.
A quien no le intereses o le atraigas por el simple hecho de ser tú, probablemente se debe a que es una persona completamente superficial. Recuerda que la única manera de aportar una chispa con tu familia, pareja o amigo, es ser tal y como eres.

Solución: Elige personas que no te obliguen a cumplir unos códigos y directrices que no sean de tu gusto. Que tu afán por agradarles a otros, no te haga una persona distinta y sin gracia.

5 – Sé honesto y abierto. ¿Qué tienes que esconder? Todos somos imperfectos y estamos aprendiendo. Si te sientes avergonzado o inseguro por algún aspecto de tu vida, y piensas que debes esconder esas partes ya sean físicas o emocionales, tienes que aprender a convertir tus debilidades en algo que te haga individual. Sé honesto contigo mismo, pero no te vapulees. Hay una diferencia entre ser crítico y ser honesto. Aplica esta filosofía a los demás también.

• Prueba la táctica de fijarte en cuando discutes con alguien. Muchas veces descubrirás que en realidad sólo quieres tener la razón aunque no sea así. En el momento en el que digas algo como “sí, suelo ponerme irritable cuando mi habitación está desordenada, y sé que no debería apilar la ropa en el suelo ya que es un comportamiento vago que debo corregir, lo siento”. Darás un argumento con honestidad genuina que desarmará la discusión.

6 – Relájate. Deja de preocuparte por lo que pueda ser peor, especialmente en situaciones sociales. ¿Qué más da si se te queda una espinaca en el diente? ¿O dar un cabezazo accidental a tu pareja al querer besarle? Conviértelo en una historia graciosa que puedas compartir con los demás. Les hará ver que no eres perfecto y te hará sentir más tranquilo. También es una cualidad atractiva el ser capaz de reírse de uno mismo y no tomarse las cosas tan en serio.

Como ser tu misma o mismo_07P7- Trátate al igual que tratarías a tu mejor amigo. Tú valoras a tus amigos y a la gente cercana a ti, y ¿quién hay más cercano a ti que tú mismo? Date el mismo trato que a la gente que te importe. Si tuvieras que salir contigo durante un día entero, ¿cuál es el tipo de persona divertida, agradable, calmada, etc. que serías permaneciéndote fiel? ¿Cuál es la mejor versión de ti mismo? Cree en esta idea como punto de inicio. Ama y acéptate a ti mismo como seas ahora, al igual que lo haces con tus personas cercanas.

Responsabilízate de ti mismo aumentando tu autoestima. Si los demás no te dicen que eres genial, no dejes que te afecte. Piensa que eres especial, maravilloso y que mereces la pena. Cuando tú te lo creas, los demás reconocerán ese brillo de confianza en ti mismo.

8 – Desarrolla y expresa tu individualidad. Ya sea por tu sentido del estilo o tu manera de hablar. Si tu manera de hacer algo produce resultados positivos, siéntete orgulloso. Sé un personaje, no un tipo. Aprende a comunicarte bien, cuanto mejor puedas expresarte, mejor será para la gente a quien gustes.

9 – Deja de compararte con los demás. Si siempre tratas de ser otra persona, nunca serás feliz. Siempre puedes ver el exterior de las personas, pero nunca puedes contemplar lo que hay detrás de sus fachadas de su aparente mundo perfecto. Comparándote con otros, le das demasiado poder a su imagen y reduces tu propio valor. Es una actividad sin sentido que sólo trae dolor. Valora la persona que eres, ama tu personalidad y acepta tus errores. Ser honesto es mejor que huir de ello.

Como ser tu misma o mismo-02• Evita ser poco justo contigo mismo. A veces la comparación nos hace comparar peras con manzanas. Nos gustaría ser un productor de éxito en Hollywood cuando sólo somos guionistas freelance. Esa persona tiene muchos años de experiencia a sus espaldas y tú acabas de empezar. Algún día probarás que tu técnica de escritura es excepcional, pero sé realista con tus comparaciones.

• Nunca dejes de buscar tu fortaleza. Con el tiempo puede cambiar incluso la definición de ti mismo, pero nunca dejes de concentrarte en ella. Es el motivo principal por el que no debes compararte a los demás.

• La comparación lleva al resentimiento. Una persona llena de resentimiento no puede concentrarse en el mantra de “ser uno mismo” porque está demasiado ocupado imitando a otros.

• La comparación también lleva a criticar a otros. Una vida llena de críticas hacia los demás baja tu autoestima. Es una manera de perder respeto y amistades y también una manera de no ser tú mismo a causa de las envidias y el estancarte en admirar a otras personas por sus características y no a ti mismo.

10 – Desarrolla tu propio estilo. Lo que la gente suele hacer es copiar las acciones de otras personas porque parece el camino más fácil para encajar, ¿pero en realidad destacas? Destacar es muy difícil, pero tienes que evitar asumir las perspectivas de otras personas, aunque no sea algo que harías normalmente. De eso se trata ser tú mismo. Quizá te guste salir a sentarte con un paraguas en un banco bajo la lluvia, y quizá te guste más la tarta de fresa en lugar de la de chocolate. Acéptate tal y como eres. Ser diferente te hace bello y atrae a las demás personas. No dejes que te cambien.

Como Ser-tu-misma o mismo-0911 – Acepta que a veces eres la paloma y otras veces eres la estatua. La gente puede alzar las cejas y burlarse, pero siempre que puedas encogerte de hombros y decir que eres tú mismo, la gente te respetará por ello. Sí, a veces duele que se rían, pero aprende a ignorarlo. Puede ser difícil y es mas fácil decirlo que hacerlo, pero trata de hacerlo lo mejor posible.

Fuente: shurya.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s