Colores Yin y Yang para Vivir en Armonía

Colores Yin y Yang para Vivir en Armonía-Viaje Hacia Si MismoDentro de la filosofía oriental Yin y Yang son energía, ambas distintas y a la vez necesarias para vivir en armonía a nivel físico y emocional.

Voy a explicar de modo sencillo el poder energético de los colores y como hacer uso de ellos cuando deseen decorar algún ambiente de casita.

COLORES YIN

Son colores que aportan serenidad, calma, nos conducen hacia la espiritualidad y meditación. Facilitan la curación a través del descanso. Se trata básicamente de colores de las energías metal y agua y entre los más importantes tenemos:

a) Negro: Es el color más profundo, el color del universo, evoca el misterio, pero está asociado con la seguridad, firmeza en la personalidad y capacidad de tomar decisiones. También representa a la jerarquía y al trabajo.

Si posees una zona de estudio profesional en casa, puedes colocar marcos de color negro o alguna alfombrita a la entrada del mismo de este color de forma ovalada (elemento agua) y de este modo estarás fortaleciendo la energía de tu carrera profesional.

b) Azul Oscuro: Es un color que evoca tranquilidad, sentimientos de paz y confianza y permite la sanación. Es el color del cielo y el mar, por lo que el feng shui lo asocia también a la aventura, la investigación y la sabiduría.

Al usarlo como prenda, contribuye a mejorar la comunicación de las personas introvertidas o muy temerosas y es un color perfecto para usar en exposiciones, exámenes donde se requiera mucha concentración y calma porque colabora con desbloquear el chakra de la garganta (asociado a la comunicación). El azul oscuro es uno de los colores asociados a la inteligencia y el saber.

Al ingresar a una casa de más o menos estructura cuadrada (no diagonal), el primer cuadrante izquierdo suele ser en feng shui la zona sabiduría de todo ese piso y allí se puede colocar libros de pasta azul, luz y un cómodo sillón para estudiar (de tono oscuro). Notarán como las ideas fluyen de forma maravillosa porque la energía de sabiduría está presente en dicha zona.

También pueden colocar solo elementos que asocien al saber como afiches, cuadros donde se aprecie el rostro de sabios, etc y objetos de color azul acero para potenciar la energía de estas zona.

Se estudia en feng shui además las zonas en las que ha nacido cada persona a nivel ubicación (norte, sur, este, oeste, etc) y muchas de ellas nacieron en zona saber y cultura combinadas con otras, dependiendo de la hora y el día. El sabio científico Albert Einstein nació en dicha zona y ya vemos como marcó al mundo con su labor y así, miles de personitas de elevado intelecto nacieron en dicha zona y este color les favorece mucho.

c) Blanco: Es el color yin más luminoso y se asocia con la confianza, el equilibrio, la sensibilidad y la pureza. Aporta mucha energía sin ser excesiva.

Pueden vestir de blanco cuando deseen proyectar confianza o sentirse más receptivos con los demás y compasivos. Por otro lado, pueden usarlo como color para los dormitorios, en especial si estos quedan en la última zona del lado derecho de la casa (de tipo cuadrada o rectangular) porque corresponde a la zona amor en feng shui y este color contribuye a generar paz, armonía y amor sano en los hogares.

También pueden usarlo como cubrecamas y viene muy bien en los rincones de oración con ángeles de este color o combinados con color arena o beige para atraer mayor reflexión y energía armoniosa de quienes lo visitan en casa o en su zona de trabajo.

Es recomendable que las luces sean de este color porque son más saludables a nivel emocional y permiten crear mayor entusiasmo.

d) Morados fríos, lilas y uva: Es el color de la transmutación, de la alta espiritualidad y en feng shui atrae amor, eleva la percepción y estimula el crecimiento de la fortuna (como energía que aporta crecimiento en la vida).

Viene muy bien de color suavecito en dormitorios, en zonas donde se realizan meditaciones o terapias holísticas. Y como atuendo contribuye en la afinación de la intuición y si ya la tienes, brinda calma y contribuye al control de emociones negativas.

Les cuento que es mi color preferido y pueden hallarlo en una hermosa amatista de cuarzo, en plantitas bellas como las violetas. Les doy el super tip de que es el color del magnetismo de lo positivo y si hacen oración y andan en esos días en que las cosas no salen como las necesitan, úsenlo en el atuendo, en adornos o carguen una amatista y verán como la energía se mueve de manera especial. Este color combate además estados depresivos, ansiosos y se usa mucho para colmar un ambiente de bondad y dulzura.

Otros colores Yin son el verde, las gamas de colores oscuros, pero los brindados son los más importantes.

COLORES YANG

Son los elementos fuego y madera y algunos de tierra. Mueven la energía proporcionando claridad, alegría y entusiasmo. En su justa medida ayudan a movilizar y transformar situaciones, alivian estados melancólicos, pero no debemos abusar de su uso porque en caso extremo contribuye a desatar agresividad.

a) Rojo.- Es considerado el más yang de todos porque simboliza el fuego y la transformación. Evoca emociones fuertes y apasionadas, tanto hacia el amor como hacia la guerra. Cuando lo aplicamos en nuestras decoraciones vuelve el espacio más dinámico, pero no hay que excederse porque al hacerlo se atrae violencia. Es además el color asociado a la fortuna.

Cuando se sientan melancólicos o deprimidos pueden hacer uso de este color en la ropa y ello contribuirá a reformar la baja energía en positiva.

Como objetos, este color viene excelente en dormitorios de pareja (en cubrecamas de tonalidad fina y no chocante) porque estimula la conexión con la pareja y si tienes un jardincito en el último extremo izquierdo de tu casa, colocar macetas con flores rojas atrae la energía del dinero (trabajo y proyectos). En feng shui una sola plantita o elemento colocado en el lugar indicado atrae energía divina porque esta ciencia tiene que ver con el Chi (soplo del cielo) que el creador nos regala.

b) Naranja: Es un color de yang luminoso y se aplica para reforzar la concentración porque ayuda a despertar sin agitación excesiva. También es un color que ayuda a la organización.

Lo han llamado el color de la empatía y pueden usarlo como prenda cuando desean despertar armonía, alegría y es además un color que estimula la sanación en riñones, también llamado el color eros porque estimula la conexión del ser consigo mismo para valorarse y transmitir fuerza y seguridad, así como sensualidad.

c) Amarillo: Es también en feng shui un color asociado a la fortuna porque representa al sol, y con él al calor, la alegría y la amistad. No obstante, se debe evitar una presencia excesiva de este color porque contribuye a estimular pensamientos obsesivos.

Si son ansiosos, ni se les ocurra tener el dormitorio de este color y mucho menos en zonas de estudio porque se van a distraer mucho.

El color amarillo utilizado en prendas de vestir permite captar mejor la energía solar y favorece la fijación del calcio y la sanación de problemas musculares y de dolores de huesos.

Peligros del exceso de energía YIN

Algunos síntomas de una actividad en exceso yin pueden ser falta de movilidad, depresión, tristeza, gusto insano por la oscuridad, consumo de alimentos fríos, uso de colores grises y apagados, voz baja, frecuentar vida nocturna, etc.

Las soluciones en referencia al espacio, podrían ser incrementar la luz en determinadas áreas de la vivienda, evitar una distribución de mobiliario que crease obstáculos, eliminar objetos estancados y trasteros, buscar colores más luminosos o alegres, ventilar adecuadamente el espacio, no abusar de cuadros y objetos otoñales (el simbolismo influye de una forma sutil), revisar la cercanía de lugares como cementerios, zonas ruinosas, agua estancada, etc. En definitiva se buscaría una dosis de energía más activa y vital (yang) creando un nuevo equilibrio.

Peligros del exceso de energía YANG

Algunos síntomas de una actividad en exceso yang pueden ser el estrés, el nerviosismo acusado, consumo desequilibrado de alimentos fuertes como carnes, alcohol, mariscos o picantes, falta de sueño, uso de colores rojos o ácidos, ausencia de cortinas y protección en la vivienda, música demasiado alta, abuso de juegos, apuestas, conducción rápida y temeraria, etc.

Consejos de aplicación al espacio: colocar una luz suave e indirecta, uso de tonos pasteles, cortinas que procuren intimidad, dormitorios sencillos sin elementos de dispersión como televisión u ordenador, música tranquila, cocina con abundancia de frutas y verduras, entornos de poco ruido, etc. Se trata de buscar patrones yin positivos que corrijan la balanza.

Fuente: zefirodelcielo.blogspot.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s