Hoy elijo ser mi prioridad: hoy elijo ser feliz

Hoy elijo ser mi prioridad hoy elijo ser feliz-Viaje Hacia Si MismoHoy elijo atenderme un poco más, cuidar de ese jardín interior que crece en mi para ser feliz, para no caer en egoísmos ajenos, para que mis días no tengan más momentos oscuros y la vida, me traiga soles de alegría.

Todos deseamos ser felices, pero en realidad no siempre empezamos por el buen camino: atendiéndonos, escuchándonos, situándonos como protagonistas en el teatro de nuestras vidas y no detrás de un telón donde la vida, sólo pasa y se olvida de abrazarnos.

Sigue leyendo

Enséñale a tu hija a amar su cuerpo

Enséñale a tu hija a amar su cuerpo-Viaje Hacia Si MismoHagamos una nueva generación de mujeres que viva libre
de hipersexualizar su imagen, o de mejorarla a costa de lo que sea,
criemos mujeres libres, felices, seguras, que se amen ellas y amen a otras…
en una hermandad de mujeres bellas por dentro y
por fuera sin patrones ni fórmulas.

Vivimos una época en la que se nos ha formado una consciencia exagerada de nuestra imagen (muy distinta a lo que realmente es la consciencia corporal), hombres y mujeres sin excepción vivimos pendientes de cómo nos vemos, de nuestra paciencia y sobre todo, de cómo la perciben los demás. Más allá de auto-cuidarnos en amor y devoción por nuestros cuerpos, los adornamos y los modificamos para agradar a los demás y no para estar saludables y contentas en nuestra piel.

Sigue leyendo

Dalai Lama: ”Ámate! es la semilla que se extenderá hacia los demás”

Normalmente explico o uso el término “ser egoísta”…

Somos seres humanos y por naturaleza, todos los seres sintientes son egoístas,
por lo tanto ser egoísta es válido, tener un cuidado máximo de uno mismo es correcto.

Aquellas personas que se odian a si mismos, para ellos
es imposible desarrollar compasión hacia los demás.

Por lo tanto el amarse a uno mismo es la base sólida,
la semilla que se extenderá hacia los demás, esto es compasión.

Entonces somos egoístas, pero deberíamos ser egoístas sabios
en vez de ser egoístas de una forma absurda.
Una mente demasiado intolerante, limitada, extremista y con visión deficiente es autodestructiva.
Esto sucede a menudo.

Sigue leyendo

Amarse a uno mismo

Amarse a uno mismo _ Viaje Hacia Si Mismo

“Cuando uno perdona y libera no sólo se quita de encima una enorme y pesada carga sino que además abre la puerta hacia el amor a sí mismo”.

¿Cómo amarse?

Examinemos algunas formas de amarnos a nosotros mismos que pueden resultar útiles para aquellos de nosotros que ya llevan algún tiempo trabajando en ello, y también para las personas que acaban de comenzar. Yo los llamo mis Diez Pasos. Amarse a uno mismo es una aventura maravillosa; es como aprender a volar. ¿Te imaginas que todos tuviéramos el poder de volar a voluntad? ¡Sería fantástico!
Empecemos a amarnos ahora mismo.

Sigue leyendo

La felicidad te despeina

El siguiente texto circula por Internet pero sin referencias respecto de quién es su autor (o autora!):

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco… Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro, te arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, te despeina…

– Hacer el amor, despeina.
– Reírte a carcajadas, despeina.
– Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
– Quitarte la ropa, despeina.
– Besar a la persona que amas, despeina.
– Jugar, despeina.
– Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

La felicidad te despeina
Sigue leyendo

El Amor Consciente (Los 7 principios o niveles)

El Amor Consciente (Los 7 principios o niveles)

 

El Amor Consciente es un logro importante que puedes obtener
mediante la práctica
de los siete principios siguientes.

Se trata de patrones de conducta que aumentarán tu nivel de conciencia
y harán que todo lo que vivías,
incluido el amor
adquiera más conciencia.

 

Sigue leyendo

La fragilidad nos hace poderosos

la fragilidad nos hace poderosos 00

El otro día en un taller de formación sobre liderazgo hicimos un ejercicio en donde uno de los participantes tenía que dar una mala noticia a un colaborador. La situación obligaba a que el jefe previamente se disculpara, pero no lo hizo. Confieso que siempre me ha extrañado ver esta reacción tan habitual, porque los mejores líderes que he conocido saben disculparse y reconocen sus propios errores delante de su equipo. Y siempre que he indagado en el motivo he encontrado la misma respuesta, que podríamos extender a muchos de nosotros: Huimos de nuestra fragilidad y evitamos aquello que nos impida mostrarnos más fuertes de lo que realmente somos (disculpas, gestos sensibles o incluso, empatía). Y aquí está el gran error porque en la medida en que no reconocemos una parte de nosotros mismos somos incapaces de aceptarnos completamente.

Sigue leyendo