“Al cerebro no le importa que seas feliz, solo que sobrevivas” _ Estanislao Bachrach

Al cerebro no le importa que seas feliz, solo que sobrevivas_ Estanislao Bachrach-Viaje Hacia Si MismoBachcrach, que es doctor en Biología Molecular y fue investigador durante un lustro en la Universidad de Harvard, defiende la neuroplasticidad cerebral a cualquier edad y señala que el primer paso para intentar cambiar lo que no nos gusta es el autoconocimiento.

– ¿Podemos cambiar todo lo que nos propongamos de nuestro cerebro?

Todo probablemente no, pero sí mucho más de lo que se creía. Desde una mirada científica, durante muchos años se habló del cerebro como un órgano fijo pero cada vez hay más experiencias que muestran que sigue siendo muy plástico incluso a los 80 o 90 años.

– ¿Cómo funciona este proceso de aprender a cambiar?

El cerebro no reconoce realidad o fantasía, reconoce tus creencias, así que lo primero es creer que lo puedes hacer. Y creer implica entender lo que va a suceder luego: trabajo, disciplina, compromiso, tiempo… Para la neurociencia cambiar es sinónimo de aprender, lo que pasa es que de adultos queremos dominar, no aprender de nuevo. Y antes de ponerte a cambiar, tienes que conocerte a ti mismo bastante para saber si quieres mover algo de tu vida.

Sigue leyendo

Anuncios

Tenemos otro cerebro en el abdomen que se encarga de las emociones

Tenemos otro cerebro en el abdomen que se encarga de las emociones_Viaje Hacia Si Mismo_00Un “segundo cerebro” funciona en el abdomen y regula emociones. Su red neuronal no elabora pensamientos, pero influye en el estado de ánimo y hasta en el sueño.

Que se use la palabra “entripado” para referirse a un enojo podría no ser del todo metafórico. Que el estómago “se cierre” en una situación estresante o que parezca poblado de mariposas ante el amor también tendría una explicación científica.

El aparato digestivo está tapizado por una red de neuronas (células nerviosas) de tan amplio alcance que algunos científicos la han denominado “segundo cerebro”.
Ese cerebro, según estudios científicos recientes, influye en nuestro estado de ánimo, carácter y hasta en el ritmo de sueño.

Sigue leyendo

Amor es Salud _ Coherencia cardiaca

La vida depende del latido del corazón. Pero no es lo único que debemos saber. El latido tiene cualidades de las que depende nuestro bienestar. Hablamos de algo más que el número de latidos por minuto.

Amor es Salud _ Coherencia Cardíaca.Las investigaciones llevadas a cabo en el Institute HeartMath de California (Estados Unidos) han probado que la Variabilidad del Pulso Cardiaco (VPC), que expresa las variaciones en el tiempo que transcurre entre un latido y otro, es un indicador del estrés, pero lo más interesante es que las emociones positivas -no solo la relajación– son los mejores instrumentos para conseguir la “coherencia cardiaca”. 

En el HearthMath han descubierto las siguientes equivalencias:

AMOR = COHERENCIA CARDIACA = BIENESTAR Y SALUD  

Sigue leyendo