La sangre nos hace parientes pero la lealtad nos convierte en familia

La sangre nos hace parientes pero la lealtad nos convierte en familia-Viaje Hacia Si MismoLlegamos a este mundo como caídos de una chimenea. Al instante, nos vemos
unidos a una serie de personas con los que compartimos su sangre, sus genes.
Una familia que nos hará encajar en sus mundos particulares,
en sus modelos educativos, que intentarán inculcarnos sus valores,
más o menos acertados…

Todo el mundo tiene una familia. Tener una es algo fácil: todos tenemos un origen y unas raíces. No obstante, el mantenerla y saber cómo construirla, alimentando el vínculo día a día para conseguir que esté unida, ya entra en otro nivel.

Todos disponemos de madres, padres, hermanos, tíos… En ocasiones grandes núcleos parentales con miembros que, posiblemente, hayamos dejado de ver y tratar. ¿Hemos de sentirnos culpables por ello?

La verdad es que en ocasiones sentimos casi una obligación “moral” por llevarnos bien con ese primo con quien tan pocos intereses compartimos, y que tantos desprecios nos ha hecho a lo largo de nuestra vida. Puede que nos una la sangre, pero la vida no nos encaja con ninguna pieza, así que el alejarnos o mantener un trato justo y puntual no debe suponernos ningún trauma.

Ahora bien ¿qué ocurre cuando hablamos ya de esa familia más cercana?
¿De nuestros padres o hermanos?…

Sigue leyendo

Anuncios

El vacío

La expresión de lo Divino en el Ser Humano_Viaje Hacia Si MismoEl vacío del que yo hablo no es el vacío que la mente imagina.
No está en blanco.
Tu cuerpo puede continuar expresándose en una forma natural.
Hay inteligencia. Las emociones pueden venir.
Todo puede ocurrir, pero dentro hay una serenidad y paz totales.
No hay ni planes, ni estrategias ni identidad personal.
Solo el espacio del ser puro.
Es lo que somos, pero soñamos y creemos que no somos.

~ Mooji
9 de noviembre de 2014