El poder y la dificultad de la auto-observación – David Topi

El poder y la dificultad de la auto-observación - David Topi-Viaje Hacia Si MismoVamos a adentrarnos en algo que podríamos decir que es casi un “arte”, ya que, realmente, llegar a desarrollar la habilidad de auto-analizarse constantemente, y redescubrirse a uno mismo en cada momento, no tiene nada de sencillo ni espontáneo, sino más bien todo lo contrario: mucho trabajo y esfuerzo. Sobre equilibrar los centros de control del ser humano comentaros que:

“Si iniciamos esta estrategia de auto observación veremos que son muy pocas las cosas que hacemos, decimos, sentimos y pensamos que realmente vale la pena pensar, sentir, hacer o decir, ya que, en la mayoría de los casos, nos daremos cuenta que no hacemos sino cosas de forma automática sin ser conscientes de ellas, y sin preguntarnos si contribuyen en algo positivo para nosotros o para el prójimo. Es todo un “shock” darte cuenta, que, en la mayoría de ocasiones, no pensamos en nada útil, que no sentimos nada bueno, que estamos haciendo lo que no quisiéramos estar haciendo y de que hablamos por los codos. Conclusión: despilfarro energético, y otro día que pasamos sin desarrollar ni un ápice el equilibrio de los centros de control y nuestro sistema energético.”…

Así que por eso es tan importante desarrollar el sentido y la capacidad de auto-observarse, ya que se convierte en una herramienta clave para todo lo demás.

Sigue leyendo

Los Campos Mórficos de Rupert Sheldrake y el Árbol Genealógico

Los Campos Mórficos de Rupert Sheldrake y el Árbol Genealógico-Viaje Hacia si MismoRupert Sheldrake es el bioquímico británico que postuló
la hipótesis más revolucionaria de la biología contemporánea:
la de la Resonancia Mórfica.

Las mentes de todos los individuos de una especie -incluido el hombre- se encuentran unidas y formando parte de un mismo campo mental planetario. Ese campo mental -al que denominó morfogenético- afecta a las mentes de los individuos y las mentes de estos también afectarían al campo.

“Cada especie animal, vegetal o mineral posee una memoria colectiva a la que contribuyen todos los miembros de la especie y a la cual conforman”, afirma Sheldrake.

De este modo si un individuo de una especie animal aprende una nueva habilidad, les será más fácil aprenderla a todos los individuos de dicha especie, porque la habilidad “resuena” en cada uno, sin importar la distancia a la que se encuentre. Y cuantos más individuos la aprendan, tanto más fácil y rápido les resultará al resto.

Sigue leyendo

El Síndrome del Yacente, un sutil hijo de reemplazo _ Dr. Salomon Sellam

El Síndrome del Yacente, un sutil hijo de reemplazo _ Dr. Salomon Sellam-Viaje Hacia SI MismoNuestra primera muerte es biológica.
Nuestro corazón se detiene.
Nuestro cerebro entrega las armas.
Nuestra alma emprende el viaje.
Nuestros omóplatos se despliegan y retomamos el vuelo.

Luego viene nuestra segunda muerte,
más o menos rápidamente,
en el momento en que ya nadie piensa en nosotros.
La tumba ya no tiene flores,
las malas hierbas invaden progresivamente nuestra “suite”.

Sola y durante largos años,
grabada en el mármol,
se queda nuestra identidad de inquilino terrestre: nuestro nombre, nuestro apellido, nuestra fecha de nacimiento y la de nuestra partida.

A veces, antes de este olvido definitivo, las personas afectadas por nuestro fallecimiento demasiado prematuro o fuente de sufrimiento, guardan nuestra memoria ayudados por una fecha, un nombre.
Nuestra memoria, en espera, seguirá ligada a la tierra.

Luego, un niño nace. Y quizás, sin saberlo, ¡posee una parte de esta memoria!
En ese caso, a pesar de nosotros, viviremos todavía, por intermedio de su cuerpo, de su voz y de su pensamiento. Para el clan, tranquilizado, el relevo está asegurado…

Sigue leyendo

“El código de curación”

El código de curación-ben_johnson_alexander_loyd-Viaje Hacia si Mismo-77Si has probado toda clase de métodos y técnicas para cambiar cualquier cosa que no te gusta de tu vida y todavía no has conseguido resultados, lo más probable es que pensamientos inconscientes estén influyendo en el flujo energético y su resistencia esté impidiendo que tu vida se transforme.

Hay recuerdos infantiles dolorosos que la mente consciente olvidó para no sufrir, pero que el corazón albergó a buen recaudo dentro de sí para protegerse de dolores similares futuros. Y ahí es donde está el punto clave para cambiar de una vez por todas circunstancias de la vida que no deseamos.

El corazón tiene la llave que abre la puerta a toda felicidad, a toda abundancia, a todo amor y a toda salud. ¿Qué hacer entonces para desbloquear el dolor del corazón, el dolor que vive en nuestro inconsciente? Hay una técnica muy buena que desarrollaron los doctores Alexander Loyd y Ben Johnson, y consiste en hacer unas posturas con los dedos de la mano sobre diferentes partes de la cara y realizar una especie de plegaria u oración. Las terminaciones nerviosas que tenemos en las puntas de los dedos situados a unos cinco o siete centímetros del cuerpo crean un campo energético curativo que hace que de forma automática entre la energía positiva.

Sigue leyendo

Liberar memorias inconscientes que con ciertas personas se reactivan

Somos “espejos” unos de otros, y en el otro puedo comenzar a ver lo que hay en mi, esas memorias inconscientes, propias y/o heredadas de nuestro árbol genealógico; las cuales solemos “proyectar” en un otro; creyendo, ciegamente, que el “problema es el otro”. 

Liberar las memorias inconscientes que con ciertas personas se reactivan
Tenemos memorias inconscientes de rechazo, de abandono, de odios, de división, etc… etc… Y con ciertas personas estas memorias inconscientes se reactivan. Entonces sentimos rechazo hacia este otro; y por resonancia, ese otro lo sentirá también por mi. 

Cuando actuamos creyendo que “el problema es el otro” => quedamos a merced de este conflicto, sin poder liberarnos de estas memorias que nos perturban; las cuales se seguirán repitiendo en nuestras vidas y en las de nuestros hijos y descendientes. 
Hasta que decidamos volvernos 100% responsables, hacernos cargo de la parte que nos toca a cada uno, y las entreguemos al Espíritu Creador para que las transforme. 

Sigue leyendo